1. Conectividad digital con equidad

1.1. Antecedentes

La conectividad digital en Honduras es todavía muy incipiente, principalmente si se enfoca en el acceso de la población a servicios de internet; debido a ello Honduras ocupa la nada envidiable posición número 109 en el ranking mundial de acceso a las TIC de 138 países estudiados, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

El Gobierno de Honduras impulsó en 2002 el Pro- yecto Ampliación de Capacidades Tecnológicas en Comunidades Pobres (ACTECOP), con el objetivo de abrir oportunidades de servicios de educación, infor- mación y conocimientos de mercados a miembros de comunidades aisladas. Los objetivos específicos fueron: (i) comprobar la viabilidad y el costo-efecti- vidad de un modelo de entrega de un paquete de instrumentos tecnológicos para la provisión de estos servicios; y (ii) fortalecer institucionalmente al Conse- jo Hondureño de Ciencia y Tecnología (COHCIT ), para coordinar los cambios tecnológicos que buscan apo- yar el desarrollo de las comunidades.

Más recientemente, CONATEL, mediante Resolución Normativa NR04/11 de marzo de 2011, estableció en su Capítulo X, la creación del Programa de Coopera- ción Social “Internet para Todos-Conexión al Mundo”, el cual tiene como objetivo promover la utilización de internet arriba de 512 Kbps en Honduras. Por tal motivo, se estableció la obligatoriedad a los Opera- dores del Servicio de Internet o Acceso a Redes In- formáticas de brindar de manera gratuita el equiva- lente al 5% de sus clientes comerciales en Accesos de internet arriba de 512 Kbps en las escuelas, colegios, centros comunitarios, telecentros u otros situados en el área de su cobertura, sea en área urbana o rural y ubicados, principalmente, en los sectores más vulne- rables de la sociedad.

En este contexto, a corto y mediano plazo la estrate- gia para incrementar la conectividad digital con equi- dad prioriza elementos básicos en materia de acceso a servicios de internet, principalmente con el apoyo de un plan para el desarrollo del sistema de banda ancha y de una infraestructura de telecomunicacio- nes eficiente y adecuada a las nuevas exigencias. No obstante, también se requiere una visión de largo pla- zo que enfrente los retos que representa el desarrollo de tres grandes fuerzas tecnológicas y de mercado: la virtualización, la convergencia tecnológica y los dis- positivos de nueva generación.

1.2. Objetivo

Crear las condiciones para masificar el acceso a tec- nologías de la información, considerando el desarro- llo de la infraestructura de telecomunicaciones y de un mercado dinámico y competitivo que faciliten la entrega de servicios avanzados, con la calidad nece- saria y con cobertura en todo el país, a fin de que la población y los sectores productivos dispongan de las mejores herramientas que les permita aprovechar los beneficios del mundo digital.

1.3. Líneas de acción

a)  Impulsar demanera progresiva la política de conectividad universal, con calidad y asequibilidad en todo el país, tanto en zonas urbanas como rurales.
b)  Ejecutar, adicionar y revisar periódicamente las acciones dirigidas a promover el crecimiento de la banda ancha.
c)  Promover el acceso para población de menores ingresos, principalmente en las zonas rurales y zonas vulnerables de las ciudades.
d)  Fomentar la inclusión digital de los pueblos y comunidades indígenas, personas con discapacidad y adultos mayores.
e)  Promover la conectividad digital como herramienta de apoyo para la producción y la productividad, principalmente de micro y pequeñas empresas, urbanas y rurales.
f)  Promover la competencia mediante un marco legal y reglamentario adecuado.

1.4. Principales iniciativas

1.4.1. Internet para todos

Las nuevas tendencias vinculadas a la globalización en todos los campos de la actividad económica, social y cultural, plantean como necesidad ineludible la incorporación activa de la población hondureña a la denominada Sociedad de la Información y el Conocimiento. Entre los principales medios para lograr esta incorporación están la conectividad de los diferentes sectores, sin ningún tipo de discriminación, a los ser- vicios que ofrece el acceso a internet.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha impulsado las iniciativas denominadas “Conectar al Mundo” y “Conectar una Escuela, Conectar una Comu- nidad” con la finalidad de lograr la meta establecida en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información y Telecomunicaciones de llegar con internet a las zo- nas rurales y urbanas más vulnerables de la sociedad, facilitando condiciones de acceso. En este sentido, los

gobiernos deben garantizar que las redes de teleco- municaciones atiendan zonas y comunidades cuyas características sociales o geográficas no resulten atrac- tivas para el capital privado. Además, es importante garantizar el acceso y sostenibilidad de la electricidad.

Mediante esta Resolución, CONATEL crea el Programa de Cooperación Social “EL INTERNET PARA TODOS CONEXIÓN AL MUNDO”, el cual tiene como objetivo promover la utilización de internet por arriba de 512 Kbps en Honduras en los diferentes sectores y, con esto, ampliar el acceso a las Tecnologías de Informa- ción por parte de la sociedad a nivel nacional.

a. Objetivo

Lograr un incremento sustancial del porcentaje de la población que utiliza internet a nivel nacional, mediante el mejoramiento de la infraestructura de telecomunicaciones; y la creación de condiciones que garanticen el acceso a toda la población y, de manera particular, a los sectores más vulnerables de las zonas rurales y urbanas marginales.

b. Componentes

b.1.  Mejora de la inversión en infraestructura.
b.2.  Inversión en computadoras y otros dispositivos electrónicos, para acceso particular o compartido.
b.3.  Despliegue de redes y servicios para garantizar la conectividad, principalmente en el área rural, centros educativos y centros comunitarios, entre otros.
b.4.  Alianzas estratégicas entre los sectores público y privado para que este último realice donaciones de equipo y otros, como parte de su responsabilidad

  1. social empresarial.

1.4.2. Alfabetización digital

El desarrollo de iniciativas orientadas a proporcionar mayores oportunidades de acceso y asequilibilidad digital son necesarias, pero no suficientes, para garantizar que todos los sectores de la población tengan posibilidades reales de hacer uso de internet y otras tecnologías. Para lograr las metas de inclusión digital es necesaria una propuesta educativa vinculada con las nuevas tecnologías y con la concienciación de la ciudadanía acerca de la importancia de la adopción de las mismas para la mejora de su calidad de vida.

La alfabetización digital permite a los ciudadanos gozar de los beneficios que las tecnologías de información y comunicación ofrecen, eliminando barreras como el temor a su uso, causadas por el desconocimiento, por falta de una educación mínima en el tema.

a. Objetivo

Promover la educación de la población, con énfasis en grupos vulnerables, sobre aspectos vinculados a las tecnologías de información y comunicación y so- bre la importancia de la adopción de las mismas en su quehacer diario, con el fin de mejorar su calidad de vida a diferentes niveles.

b. Componentes

b.1.  Elaboración del Plan Nacional de Alfabetización Digi- tal, que sea dinámico y se ajuste permanentemente a las necesidades de la población y al surgimiento de nuevas tecnologías.
b.2.  Desarrollo de actividades educativas y culturales que involucren las TIC.
1.4.3. Plan Nacional de Desarrollo de Banda Ancha

La banda ancha, entendida como acceso a Internet de alta velocidad, combina la capacidad de conexión (ancho de banda) y la velocidad del tráfico de datos (expresada en bits por segundo – bps), permitiendo a los usuarios accesar a diferentes contenidos, aplicaciones y servicios. La banda ancha genera una serie de beneficios económicos y sociales que abarcan el mejoramiento de la productividad y dinamismo del sector exportador, una entrega más eficiente de los servicios públicos, así como una relación directa entre el uso y la apropiación por parte de la ciudadanía.

Los operadores y proveedores públicos y privados asumen una parte fundamental en la inversión para el despliegue de banda ancha, pero esta debe ser complementada por programas estatales, ya que existe la probabilidad de que algunos sectores puedan que- dar excluidos; por ejemplo, más allá de garantizar la oferta de servicio de banda ancha en todo el territorio nacional, el Estado debe asegurar el balance entre el acceso al servicio (cobertura), la asequibilidad en cuanto al nivel de tarifas y la apropiación digital, es decir, promover una sociedad digital inclusiva en donde los avances de la digitalización permitan abrir nuevos horizontes de oportunidades para todas y to- dos los hondureños.

a. Objetivo

Incrementar la conexión de banda ancha mediante mayor y mejor infraestructura y una oferta de servicios adecuados, a través de mercados que funcionen bajo condiciones de competencia; y con acciones de estimulo de la demanda, a través de intervenciones

públicas en beneficio de la población en general y de grupos vulnerables en particular.

b. Componentes

b.1.  Elaboración del Mapa de Infraestructura de Telecomunicaciones de Honduras.
b.2.  Mejoramientodelasconexionesdeinternetalámbri- cas e inalámbricas que permitan un acceso continuo a la red en cualquier parte del territorio nacional.
b.3.  Instalación de centros de acceso a internet de banda ancha dirigidos a comunidades rurales y urbanas, y en condiciones accesibles para todos sus usuarios; y la instalación de Programas de Lectura de Pantalla para personas con Discapacidad Visual.
b.4.  Desarrollo de aplicaciones digitales para estimular la adopción de TIC.

1.4.4. Comunidades digitales

En la actualidad existe un alto desconocimiento por parte del sector productivo nacional y extranjero de los bienes y servicios que se producen en las diversas regiones del país, al igual que las posibilidades de inversión y cadenas de distribución logística para incentivar el desarrollo de las comunidades en el interior del país. De igual manera, la mayoría de los municipios carecen de las herramientas de comunicación y promoción que proyecten e impulsen sus comunidades y den a conocer la oferta de bienes y servicios que pueden brindar.

El concepto de comunidad digital implica crear una Red de Información Regional para romper la brecha digital y tecnológica entre los ámbitos rurales y urba- nos, impulsando la utilización de las TIC para mejorar el acceso a los servicios de educación, salud y seguri- dad, entre otros, de manera que coadyuve a la mejora de las condiciones y nivel de vida de la ciudadanía.

Además, el concepto implica cambiar la existencia de múltiples puntos de contacto entre los ciudadanos, dependencias y diversos organismos, a un nuevo estándar basado en un único punto de contacto, diseñado y organizado alrededor de los eventos habituales en la vida de los ciudadanos y las empresas (comercio electrónico, teleeducación, telemedicina, etc.).

Lo anterior también conlleva promover un modelo de gestión gubernamental municipal que permita integrar, con inteligencia aplicada, los resultados de los sistemas internos de gestión de servicios públicos para ponerlos al servicio de la comunidad. Además, una ciudad o municipio digital puede ofrecer la capacidad de obtener información y procesarla, reducien- do tiempos, errores y demoras, presentes usualmente en las transmisiones de información tradicionales.

a. Objetivo

Implementar una red de información que permita a las comunidades romper la brecha digital entre las zonas rurales y urbanas, permitiendo a dichas comunidades acceso a información sobre salud, educación, comercio, cultura, seguridad e iniciativas gubernamentales, entre otras áreas de interés. A su vez, la red permitirá dar a conocer información sobre la producción regional, destinos de inversión, costos de inversión, información geográfica, entre otros aspectos.

b. Componentes

b.1.  Centros Comunitarios de Comunicación habilitados con acceso a internet.
b.2.  Desarrollo de capacidades de aplicación de TIC para el desarrollo de habilidades humanas, en especial para beneficiar mujeres, niños, micro y pequeños empresarias (os) y segmentos en desventaja dentro de las comunidades.
b.3.  Acceso a información de salud, educación, cultura, seguridad y servicios de previsión gubernamentales, entre otros.
b.4. Fomento de la producción nacional y pequeños productores, mediante la difusión de sus bienes y servicios.
b.5. Integración de programas o acciones ya enca- minadas por entidades públicas, privadas o de la cooperación internacional.
1.4.5. Acceso digital de las MIPYMES

La integración de las TIC en los procesos productivos y servicios que ofrece el sector privado es fundamental para mejorar la calidad y competitividad de las empresas en Honduras. Sin embargo, la adopción de las herramientas tecnológicas por parte de las empre- sas no ha sido uniforme y muchas de las pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) aún no cuentan con estos servicios. Cifras recientes indican que única- mente el 35.3% de las empresas hondureñas utilizan el sitio web, frente a un promedio 51.1% de la región, con aproximadamente 2 de cada 5 firmas aún no utilizando correo electrónico (WEF, 2012).

Los cambios tecnológicos recientes -como computación en la nube y acceso desde dispositivos móviles- habilitan una serie de herramientas y posibilidades que ahora son accesibles a las MIPYMES; y los proyectos que ya tiene el Estado como apoyo a este sector o los que esté diseñando pueden aprovecharse para promover la adopción de TIC por parte de este sector.

El acceso a las compras del Estado y de los munici- pios podría operar como un mecanismo directo de atracción. El acceso a servicios municipales puede ser también un contenido interesante, ya que las mismas municipalidades pueden ser parte de la ecuación para facilitar el acceso a las PYMES a Internet y a activi- dades de capacitación en uso de las TIC, aprovechan- do recursos que el Estado y las universidades pueden poner en línea.

a. Objetivo

Incrementar la competitividad de las pequeñas y me- dianas empresas de Honduras, mediante la utilización de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para la apertura de negocios, información de mercados internos e internacionales y la realización de operacio- nes de negocios de manera fácil y a bajos costos.

b. Componentes

b.1.  Desarrollar una alianza público–privada con organizaciones de MIPYMES para estimular la utilización de las TIC entre sus agremiados.
b.2.  Iniciarcampañasdeactivacióndeconcientizacióndel servicio de la TIC en la mediana y pequeña empresa.
b.3.  Impulsar la factura electrónica.
1.4.6. Teletrabajo

El teletrabajo es una forma flexible de organización del trabajo, que consiste en el desempeño de la acti- vidad profesional sin la presencia física del trabajador en la empresa durante una parte importante de su horario laboral. Esta modalidad de trabajo engloba una amplia gama de actividades y puede realizarse a tiempo completo o parcial.

La actividad profesional en el teletrabajo implica el uso permanente de algún medio de telecomuni- cación para el contacto entre el teletrabajador y la empresa. Las Tecnologías de Información y Comuni- cación (TIC) han generado el despegue del teletraba- jo,11 ya que a través de medios informáticos e internet se pueden realizar todo tipo de labores que tradicio- nalmente se realizaban en una oficina. Esta oportuni

dad es la base fundamental para pensar en políticas de Estado que permitan la articulación entre oferta y demanda de recursos humanos.

a. Objetivo

Generar un marco de cooperación público-privado, para impulsar el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación, a fin de generar nuevas modalidades para mejorar la inclusión socio-laboral, con ventajas para empresas privadas, como reducción de costos, y para los trabajadores en lo referente a mejoras en calidad de vida e inserción de grupos vulnerables al mercado laboral.

b. Componentes

b.1.  Generar una propuesta técnica, con base en expe- riencias de otros países.
b.2.  Incluir normativas en la legislación laboral existente relacionadas con el teletrabajo.
b.3.  Diseñodeinfraestructuras,contenidosyaplicaciones.
b.4.  Desarrollar la cultura del teletrabajo en los sectores
públicos y privados.
b.5.  Organizar foros virtuales y encuentros presenciales
para compartir experiencias y determinar líneas
conjuntas de acción de trabajo.
b.6.  Promover la inclusión laboral de población con
discapacidad mediante el teletrabajo.